viernes, 23 de junio de 2017

El gerente extraño



La vida se alarga y la tecnología es tan cara que no hay gobierno
que la pueda sostener. Valentín Fuster
(En «Los niños serán claves en la prevención cardiovascular»)

Había una vez un gerente sanitario que no estaba cegado por la soberbia. Analizaba indicadores y estudiaba teoremas con el propósito de mejorar la organización sanitaria. No estaba deformado por el estudio teórico, asistía a debates sobre la sostenibilidad y palpaba el funcionamiento del sistema por el que velaba. Escuchaba las voces de los profesionales que, con fundamento, alertaban de fallos estructurales y de procesos. Estaba atento a los errores de diseño, descartaba los objetivos inconvenientes y se precavía de decisiones contraproducentes. Podríamos concluir que era un gerente responsable que usaba inteligentemente su admirable inteligencia. Todo ello a los ojos de un observador neutral y honesto. En cambio, era visto con desconfianza por otros gestores, carentes de propio criterio o reacios a manifestarlo, obedientes a mandatos superiores; para esos ventajistas, este singular gestor era un gerente extraño, porque se salía del cauce preceptivo.

Sus iguales no pudieron tolerar su último discurso, desviado de la mera gestión, tomado del mensaje del doctor Aortol, un cardiólogo sensato...
Hay que esforzarse en promover los buenos estilos de vida, favoreciendo la alimentación saludable y el ejercicio adecuado. Es la mejor forma de prevenir las enfermedades cardiovasculares, que suponen la primera causa de incapacidad y de muerte. También hay que impulsar las medidas preventivas de cáncer, tan ligado a la esperanza de vida, limitando los factores de riesgo. Porque una vida reglada, o sin excesos, y un ambiente limpio en lo posible evitarán muchas dolencias, aportando en consecuencia beneficios personales y sociales. Habrá más gente sana de cuerpo y de mente, con menos sufrimiento e infelicidad. Y, por supuesto, se precisarán menos recursos sanitarios; de modo que disminuirá el gasto en salud, se ahorrarán recursos y el sistema se hará sostenible.
El gerente extraño compartía el ideario del doctor Aortol, sustentado en la sanitaria sensatez. Dispuesto a prevenir la obesidad y, en consecuencia, la diabetes mellitus; a eliminar el tabaquismo y, por lo tanto, la EPOC y el cáncer (de pulmón y de otro tipo); a frenar el alcoholismo y el consumo de drogas, limitando de este modo los trastornos mentales y las consecuentes incapacidades. Pero su estrategia, prudente y sencilla, chocó con un inmenso muro de incomprensión e interés ajeno, construido por fuerzas contrarias: dirigentes, empresarios, farmacéuticas, abogados... y gerentes antagonistas. Y un mal día, el gerente extraño recibió una fría carta de cese que rompió su corazón sensible. Es sabido que individuos bienintencionados tropiezan a menudo con la maquinaria de partidos políticos e instituciones. De modo que su bonito sueño, que comulgaba con otros hermosos sueños, se rompió. Aunque tal vez haya un modo de zurzirlo...

Darn That Dream - Gerry Mulligan with Mel Tormé

miércoles, 21 de junio de 2017

La planificación de los centros de salud



Remontémonos tres décadas. Un centro de salud acaba de ser inaugurado. Es uno de los primeros en el medio rural galaico. Cuatro médicos y dos enfermeros aguardan por sus pacientes. Y en esto, llega sin previo aviso un comité del servicio de salud. Hablan entre sus miembros y recorren las instalaciones, ignorando a los sanitarios. Y cuando se disponen a marchar, un médico los aborda sin protocolo, dirigiéndose a quien parece encabezar aquella delegación. 

–¡Buenos días! Soy el doctor Estupefacto –le da la mano–. Es que me ha sorprendido que no haya lavabos en las consultas. 

–¿Lavabos en…? –interroga el jefe de aquella representación, que resultó ser el señor Estirado, director provincial de salud. 

El director provincial se aparta en corro con los demás para deliberar. Y después de unos minutos de intercambios de intercambios de palabras y miradas entre ellos, se acerca al doctor Esupefacto para darle su autorizada respuesta: 

–Es que no son consultas…, ¡son despachos! 

–Son consultas –ratifica el atónito galeno–. Aquí se van a hacer exploraciones. 

Aunque parezca sorprendente, el doctor Estupefacto le tiene que explicar al señor Estirado que en ese centro sanitario se van a hacer exploraciones físicas. Que habrán de palpar barrigas, tocar lesiones cutáneas, hacer tactos rectales…, y que por ello precisan lavarse las manos, como medida elemental de higiene o preventiva básica. Entonces vuelve a reunirse el director provincial con sus acompañantes y, tras otra deliberación, regresa con la nueva para hacérsela saber el médico. 

–Bien, tomamos nota para que se instalen los lavabos. 


Por inaudito que le parezca al lector, esta es la transcripción de un hecho real relativamente lejano en el tiempo. Pero durante las tres décadas posteriores hemos asistido a otros desatinos estructurales en los centros de salud, frutos de la falta de planificación o de la pura improvisación. Errores por o carencias, como la señalada, o por excesos. Trabajé en un enorme centro de salud rural, proyectado en dos plantas, con el propósito de que la segunda dispusiese de laboratorio y de despacho para el veterinario municipal; más de dos décadas después, esa planta sigue inutilizada. Es un ejemplo de irracionalidad, de disparate, entre otros muchos dislates, que incluso acarrean inseguridad; dicho de otra manera, de falta de planificación y de despilfarro. En este caso, referido al tamaño desproporcionado. 

Sorprenden los contrastes en los centros de salud: edificaciones minúsculas para albergar a un equipo de salud numeroso y enormes construcciones donde van a trabajar tres o cuatro profesionales como mucho. Lo nuestro son los extremos. Además, cuando éramos ricos, en torno a algunos centros de salud se construyeron “unidades de salud” periféricas, que pronto se vieron con dificultades (o imposibilidades) para poder mantenerse. No nos centramos aquí en la estética (en este sentido, ya nos hemos referido a la arquitectura sanitaria AQUÍ), sino de racionalidad del espacio arquitectónico. Y la racionalidad arquitectónica en materia sanitaria, salvo excepciones (un ejemplo AQUÍ), brilla por su ausencia. 

Sirva esta entrada como llamada a la sensatez en la construcción de centros de salud: los justos y necesarios, del tamaño adecuado, con la dotación imprescindible y el mantenimiento preciso. Ni más ni menos.

martes, 20 de junio de 2017

Un cliente muy cercano



Quería resolver su último caso con la premura que la sangre incita. Y lo perdió con la inminencia de la jubilación inevitable. Tras la exitosa defensa de un político corrupto, habituado a litigar, el correlativo fracaso defendiendo a otro honrado, nada pleitista. ¡Qué contrariedad! El defensor se sentía un mentecato. Pero don Severo, después de cinco décadas de exitosa carrera no debía abatirse. Era un profesional del derecho responsable y perspicaz, merecedor de reconocimiento. Así lo testimoniaron los numerosos vítores el día de su homenaje. ¡A toda una vida de abogado! Pero haber perdido la causa de un político tan próximo, y con tan buen argumentario, dañó su debilitado corazón. Macario era un cliente muy especial, demasiado querido... Y don Severo exhaló su postrer aliento dejándole un sentido escrito: 

Perdóname, no supe estar al nivel de tu merecimiento...

Entre rejas, el político condenado lo relee con orgullo. Macario, su hijo.


Father and Song - Cat Stevens

lunes, 19 de junio de 2017

Discrepancia improcedente



Finalizamos la actuación musical con el famoso «Coro de Esclavos». Cuarenta licenciados en Derecho con licencia para cantar, en esta actividad sin honorarios. Entre las sopranos, Victoria, mi pareja, y un servidor entre los tenores. Nuestras voces se fundieron armoniosas y la Coral del Colegio de Abogados recibió prolongados aplausos. ¡Todo un éxito! La noche se alargó en celebración, bailamos y bebimos, y nosotros regresamos a casa cansados pero alegres. Y al llegar, qué susto llevamos… ¡Habían okupado nuestro hogar! –¿Qué hacemos, Rodrigo? –¡Echar a ese intruso por la fuerza! Entonces surgió la discrepancia entre letrados. Victoria consideraba los derechos del okupa. Por mi parte, recordaba los lindes de la libertad, mostrando tolerancia cero. Ella comprensiva; yo como un Cid decidido a batirse en la arena. Su cabeza dispuesta a investigar; la mía a condenar... Cuando descubrimos el error, cantamos locamente «Va, pensiero». Nos habíamos confundido de vivienda.


"Va, pensiero" de Nabucco, de Giuseppe Verdi

miércoles, 14 de junio de 2017

Cuando un problema emocional se somatiza


La emoción no sólo puede producir por sí misma una enfermedad, sino que puede poner de manifiesto los síntomas de una dolencia que se mantenía latente.
El miedo a la enfermedad agrava la enfermedad.
Sigo maravillándome de que tantas personas hayan dejado de comprender que exista la menor relación entre sus enfermedades orgánicas y las severas crisis emocionales que han atravesado.
Si el paciente estuviese enterado de la relación mente-organismo –relación sicosomática–, habría sospechado de una conexión entre la inquietud, el pesar o la fatiga y la enfermedad que siguió.
 Da pena pensar que miles de personas van de un médico a otro en busca de un medicamento o una operación, cuando todo lo que necesitan es que les ayuden a resolver un problema emocional.
(De "Viva en paz con sus nervios", por W.C. Álvarez)


Comprender la estrecha relación entre mente y cuerpo (la realidad del fenómeno psicosomático) no es fácil para las personas que sufren dolencias orgánicas sin una causa física. De conseguir entender que el origen es psíquico, muchos individuos que sufren de ellas, estarían en buena disposición para superarlas. Nos lo decía el doctor W.C. Álvarez en su libro referenciado arriba, apoyándose en los fundamentos de la medicina psicosomática.

Se trata de la disciplina que estudia los trastornos psicosomáticos, tradicionalmente sinónimos de trastornos somatomorfos, pero que han sido diferenciados con posterioridad. Pues si bien en ambos casos hay un desencadenante psíquico, en los segundos no hay un daño somático u orgánico como en los primeros. 

Con todo, no hemos de negar una realidad que nos recuerda el referido galeno: cuando los médicos no encontramos ninguna anormalidad que explique un dolor, una molestia o un trastorno, presumimos que es de naturaleza “funcional” o no orgánica. Es decir, si no hallamos la científica evidencia, alcanzamos una conclusión no exenta de incertidumbre y relativamente satisfactoria.

Dicho esto, retengamos estos términos: somatizar, somatización, somatoforme (o somatomorfo); un verbo, un sustantivo y un adjetivo para referirnos a los trastornos somatoformes. Hablamos entonces de estos trastornos cuando existen síntomas físicos sin evidencia de hallazgos orgánicos o mecanismos fisiológicos implicados, en un contexto llamativo de conflictos psíquicos que conllevan un innegable sufrimiento

Y entre los diferentes trastornos somatoformes (T. de somatización, T. de conversión, T. dismórfico corporal, T. somatomorfo indiferenciado e Hipocondría), vamos a centrarnos en el trastorno de somatización. Se trata de la presencia de un patrón de síntomas somáticos recurrentes y múltiples (dolores diversos, trastornos gastrointestinales, trastornos sexuales, debilidad, parálisis, convulsiones, etc.),  sin hallazgos de ningún trastorno somático, de ninguna alteración orgánica. 

Típicamente, el paciente afectado es dependiente en sus relaciones sociales, con afán de protagonismo e incluso manipulador; manifiesta así su sufrimiento y consigue ciertas ganancias personales; pretende ayuda emocional, pero también eludir responsabilidades; no siendo consciente de que su problema es psicológico, busca ayuda médica continuamente, en diferentes profesionales, sin hallar una respuesta satisfactoria a sus inexplicables dolencias. 

Veamos un vídeo explicativo de esta afección somatoforme crónica.

lunes, 12 de junio de 2017

Desigualdad de trabajadores públicos



Una consulta de centro de salud. El SEÑOR ABATIDO, un paciente, y el DOCTOR PARATODO, su médico de cabecera. Por supuesto, personajes ficticios.

-SR. ABATIDO. Doctor Paratodo, necesito que me haga un informe sobre mi dolencia. Tiene que poner lo que me marcaron aquí, en esta hoja. (Le enseña al galeno una instrucción de la Universidad.)

-DR. PARATODO. (Ojeando la instrucción.) Pero si usted ya está de baja y se le han dado los impresos que la justifican... Y, como es lógico, consta el motivo. Codificado, claro, por la normativa sobre protección de datos. 

-SR. ABATIDO. Sí, pero... ¡es para que no me descuenten nada!

-DR. PARATO (Centrado en la instrucción de marras.) Pues... Espere un momento, señor Abatido, que voy a comprobar esto.

El DOCTOR PARATODO duda de la legalidad de lo que le pide el SEÑOR ABATIDO y, estupefacto, se va a comentarlo con un compañero.


Sabemos que no todos los colectivos de trabajadores hacen respetar sus derechos o sus condiciones laborales de la misma manera. Que no es igual el impacto informativo de unos y de otros cuando, por ejemplo, proclaman una huelga. Que la actividad de unos y de otros no tiene la misma influencia social. Que los sectores privados y públicos tienen reglamentaciones diferentes. Pero lo que no parece de recibo es la desigualdad existente entre colectivos públicos. Y si nos centramos en los tres pilares sociales básicos, comprobamos esta chocante realidad. Justicia, Educación y Sanidad no se contemplan de igual modo desde afuera ni existe la misma unión entre sus miembros. Los jueces, siendo relativamente pocos, acaparan la atención de los medios. Los docentes cuando tienen que reivindicar algo, unidos, enseguida son una piña y sus movilizaciones salen en portada. Y los sanitarios, al contrario que jueces y maestros o profesores, raramente logran ponerse de acuerdo y encauzar su energía hacia objetivos legítimos.

Viene a cuento todo esto por lo siguiente. Hemos sabido por un trabajador de la Universidad de Vigo, en situación de incapacidad laboral (de baja, en otras palabras), que en el ámbito laboral universitario gozan los trabajadores de determinadas excepciones a los descuentos en nómina por dicha contingencia (ver: Instrucción Xerencia da Universidade de Vigo), más allá de lo decretado por el gobierno estatal en 2012. Hasta aquí, cabría aplaudir un supuesto logro de los representantes sindicales de los trabajadores de educación, al menos de los del ámbito universitario. Pero, como hemos visto en el diálogo dramatizado del principio, es preciso un procedimiento burocrático. En tales casos, además de la baja laboral habitual, se requiere el informe de un médico del sistema público de salud, en la práctica el médico de familia, quien, de modo agraviante, no goza de tales ventajas. Increíble y desconcertante, ¿no les parece?

Y viendo esta situación tan injustamente desigual, se nos queda cara de…😳

Baby I'm A Fool - Melody Gardot

domingo, 11 de junio de 2017

Lo que debe expresar la música


La música debe expresar el país de nacimiento del compositor, sus amores, su religiosidad, los libros que han influido en él, las pinturas que ama; debe de ser la suma de sus experiencias. La música brota sólo del corazón y al corazón se dirige; la música es amor. Su hermana es la poesía y su madre, el sufrimiento. Serguei Rachmaninov

Rachmaninoff tocando su Preludio en Sol menor Op. 23 Nº 5

jueves, 8 de junio de 2017

El sueño y la música



El insomnio es uno de los problemas más consultados en atención primaria. La dificultad para conciliar el sueño durante la noche, por diferentes motivos (entre ellos el estrés o la ansiedad), genera un malestar diurno que puede ser verdaderamente perturbador. La somnolencia del día siguiente y la pérdida de concentración son consecuencias comúnmente referidas. Y el recurso a los fármacos (hipnóticos) es demasiado frecuente, con el inconveniente de la adicción al prolongarse en el tiempo su consumo. Una realidad creciente.

Cuántas veces escuchan los médicos decir a sus pacientes: "No puedo dejar la pastilla de dormir, doctor. Sin ella me es imposible descansar...".

Pues bien, antes que recurrir a los medicamentos es aconsejable regular los hábitos de vida, con especial atención a una alimentación reglada y a la limitación del consumo de alcohol y otras sustancias excitantes (café, bebidas con cafeína, drogas), y mantener una higiene del sueño, siguiendo un horario regular para el descanso. En algunos casos, también pueden ser útiles determinadas técnicas psicoterápicasY entre ellas, hemos de incluir la musicoterapia

De la musicoterapia ya hemos hablado y a ella volvemos ahora.

Desde los bebés a los ancianos, todas las personas se pueden beneficiar de la música para dormir plácidamente (nada que ver, por supuesto, con la otra "música" ruidosa, estridente, que emiten algunos locales nocturnos y que privan del sueño a los vecinos). Los bebés se benefician de las nanas o canciones de cuna, de ritmo suave y relajante, con las cuales las madres –y en menor medida los padres– les arrullan desde tiempo inmemorial. Es un lenguaje milenario, el particular de las canciones de cuna; lo mismo que el de la música en general. Al parecer ya se cantaban nanas en la antigua ciudad de Babilonia, aunque entonces su mensaje no fuese demasiado tranquilizador, sino más bien una reprimenda. 

Las canciones de cuna existen en todas las culturas, con las particularidades rítmicas y melódicas del folklore musical de cada lugar o territorio. Y muchos compositores clásicos, o de la música considerada “culta”, las han aprovechado para sus obras académicas. ¿Quién no conoce la canción de cuna (Wiegenlied) de Brahms? Por otro lado, el poeta Federico García Lorca estudió las nanas hispanas, concluyendo que, además de tranquilizar al niño, también sirven de terapia para la madre, al aliviar sus preocupaciones y miedos mediante su vocalización. 

Entonces, ¿por qué no pueden servir las nanas para ayudar a conciliar el sueño de todos los individuos, a cualquier edad, desde la cuna a la tumba? La música, omnipresente en cualquier celebración, puede servir para soñar -en el sentido de fantasear-, pero también para dormir de la mejor manera. 

Hagamos uso de canciones para atraer el sueñoDejémonos arrullar por una plácida nana, durmamos felizmente y tengamos dulces sueños.

Canción de cuna - Johannes Brahms

lunes, 5 de junio de 2017

Cirugía menor en atención primaria


Como complemento a la "actividad de un todólogo", traemos una presentación sobre CIRUGÍA MENOR EN ATENCIÓN PRIMARIA, elaborada por una residente de Cirugía General, que me parece bastante provechosa. Partiendo del concepto de cirugía menor, trata de los procedimientos más habituales: heridas, abscesos, lesiones cutáneas (nevus, fibroma, dermatofibroma, fibroma péndulo, verruga, molusco) y subcutáneas (quiste, lipoma), uña encarnada. Indica las contraindicaciones y las zonas anatómicas de riesgo. Habla también del preoperatorio y de la infraestructura necesaria para llevar a cabo las intervenciones, especificando el instrumental y el material básico. Por último, explica las técnicas de infiltración anestésica y señala posibles complicaciones. Además, dejamos abajo un enlace y un vídeo relacionados.


Enlace de interés:
Curso de Cirugía Menor (Agamfec)

Y como anexo, un vídeo de cirugía básica dermatológica, explicativo de la técnica de extirpación de una lesión subcutánea, con esta secuencia quirúrgica: 1. instrumental y material básico, 2. anestesia local, 3. incisión, 4. disección, 5. escisión y 6. sutura.

jueves, 1 de junio de 2017

Agridulce retiro



Hasta aquí hemos llegado, con esfuerzo y entusiasmo. Pero, ¡puñetas!, alcanzado el retiro, sufro una lastimosa decepción. Y aunque la siento, dudo como ser pensante: ¿no me han otorgado el debido reconocimiento? Tengo una gran cesta llena de mensajes de clientes agradecidos, lo cual me congratula. En cambio, ¡qué terrible desengaño el homenaje de los colegas a este viejo que ya rebasó su fecha de caducidad! El frío formulismo del colegio de abogados me ha dejado indiferente. O peor: ha grabado un doloroso tatuaje en mi corazón honesto y justiciero. La jubilación de este hombre de leyes es un trauma inefable, una injusta condena que se burla del derecho. Los ojos de los jóvenes letrados me acusan de demente... ¡Oh, Temis!, me duelo de la vida. Un abogado vocacional ejerce como tal hasta morir, aun sin minutas. Su razón de ser es la justicia; y la muerte, su liberadora sentencia.

Un sabor agridulce, como el de los cítricos, suele dejar el retiro...




The Retired Song - Buzz Martin Tommy Harwell

martes, 30 de mayo de 2017

Una salida profesional



Cuando me licencié en derecho, me marqué el objetivo de ayudar a la gente, de contribuir a la creación de una sociedad más justa. Pero tenía mis dudas en cuanto a la salida profesional. Había que ganarse el pan de alguna forma para poder servir a los demás. ¿Me convertiría en fiscal? ¿Tal vez en juez? ¿Acaso en abogado laboralista? ¿Quizá en asesor jurídico de empresa? ¿Sería experto en derecho del consumo?... ¡Ah!, pero un jurista tenía que seguir formándose para alcanzar el puesto deseado, no bastaba el informe favorable de un letrado veterano. Entré en una academia de derecho internacional y me apliqué en el amplio programa de estudios. Pero después de tanto romperme la cabeza, intimé con la directora, una abogada guapa y rica. Nos casamos. Entonces, sin habérmelo propuesto, cambié la carrera profesional por la vital y... ¡Adiós a mis sueños altruistas!

En el caso de la medicina, podrían surgir estas dudas de especialización: ¿Sería cirujano? ¿O mejor psiquiatra? ¿Desearía ser médico de familia? ¿O preferiría la medicina de empresa? ¿Pensaría en la gestión sanitaria?...

Leon, the professional (banda sonora del film)

domingo, 28 de mayo de 2017

Gaudeamus igitur



El Gaudeamus igitur (Alegrémonos, pues) es una canción estudiantil alemana, anónima, originariamente titulada a De brevitate vitae (Sobre la brevedad de la vida), que se ha convertido con el tiempo en el himno universitario. El compositor Johannes Brahms lo empleó en el final de su Obertura para un Festival Académico. Del texto en latín se cantan normalmente las tres estrofas. Este emocionante canto invita a aprovechar la juventud, porque antes o después de la achacosa senectud nos engullirá la tierra. Los que nos precedieron, habremos de encontrarlos en el infierno o en el cielo. Pero el pesimismo por nuestra suerte da paso a la loa de la universidad y sus profesores, que nos transmiten las enseñanzas convenientes para transitar por la vida terrena. ¡Alegrémonos, pues!

Gaudeamus igitur 
iuvenes dum sumus (bis). 
Post iucundam iuventutem 
post molestam senectutem 
 nos habebit humus (bis) 

Ubi sunt qui ante nos 
in mundo fuere? (bis) 
 Adeas ad inferos, 
 transeas ad superos 
 hos sivis videre (bis) 

 Vivat Academia 
vivant professores! (bis) 
 Vivat membrum qualibet, 
 vivant membra quaelibet, 
 semper sint in flore (bis) 

miércoles, 24 de mayo de 2017

Hábitos saludables

Un cuerpo sano es un recinto para el alma. Uno enfermo, una prisiónF. Bacon
La mente tiene una gran incidencia sobre el cuerpo y es allí donde suelen originarse las enfermedades. J.B. Molière


Por hábitos saludables, vida saludable o estilo de vida saludable, entendemos las costumbres o rutinas que son beneficiosas para nuestro cuerpo y nuestra mente. Es decir, que favorecen el estado de salud y, de algún modo, evitan o previenen las enfermedades. Podemos resumirlos de modo práctico en cinco grandes apartados:  

1. ALIMENTACIÓN ADECUADA

2. EJERCICIO FÍSICO 

3. HIGIENE (corporal y mental) * 

4. DESCANSO SUFICIENTE (higiene del sueño) 

5. EVITACIÓN DE HÁBITOS TÓXICOS (tabaco, alcohol, drogas) 

* Aquí incluiríamos el control del estrés, el ocio relajante y la sexualidad sana. 

Recordemos la tendencia que ha llevado la civilización en el mundo desarrollado hacia los malos hábitos: alimentación desequilibrada, sedentarismo, estrés creciente, insomnio, tabaquismo, alcoholismo, drogadicción. Enmendar estos errores es el camino correcto hacia un mundo más sano, o menos enfermo.


Así de sencillo, sin más complicaciones....

Estilos de vida saludable
***
Nota.- No está de más tener presente la décima de Letamendi: consejos para una vida sana en forma poética. Puede ser estimulante.

lunes, 22 de mayo de 2017

El médico de atención longitudinal


El médico de familia (MF) proporciona atención de salud continua y total, al paciente individual y a su familia. Atiende a pacientes de todas las edades (en España desde los 15 años), y pueden tratar casi cualquier problema de salud.  
El MF trata a la persona en su integridad y proporciona una atención integral, o biopsicosocial.  
Además de identificar y tratar enfermedades, el MF valora los riesgos para la salud, aconseja medidas preventivas vacunas y exámenes de detección y recomienda un estilo de vida saludable.  
El MF también maneja enfermedades de larga duración (enfermedades crónicas), a menudo coordinando la atención prestada por otros médicos hospitalarios.  
Desde las enfermedades del corazón hasta el cáncer, pasando por la diabetes mellitus o el asma bronquial, el MF brinda atención continua y personal para los problemas de salud más prevalentes.  
El MF es la clave para una relación médico-paciente permanente y personalizada, centrada en el cuidado de toda la vida. Es lo que se denomina atención longitudinal o longitudinalidad
   Versión libre del texto adjunto a este vídeo, uno de nuestros seleccionados vídeos médicos.

Why Should I See a Family Doctor? 
(¿Por qué debo ver a un médico de familia?)

viernes, 19 de mayo de 2017

Áreas biosaludables


Mens sana in corpore sano. Juvenal


Una de las decisiones acertadas en las ciudades ha sido la instauración de las denominadas “áreas biosaludables” (o “parques biosaludables”), espacios para el ejercicio, más o menos verdes, que invitan a romper con el sedentarismo habitual del asfalto. Están destinados a adultos, no a niños, y en especial a personas mayores de sesenta años. Aunque, desde luego, pueden ser usados por cualquiera que tenga quince años o más (catorce años es el límite de edad en áreas de juego o parques infantiles). Son como gimnasios al aire libre, que disponen de diferentes aparatos, como nos dicen aquí, permiten mantener la forma física y prevenir o tratar diferentes dolencias o lesiones concretas, pues nos ayudan a mejorar la movilidad, aumentar la flexibilidad y tonificar la musculación de todo el cuerpo. Desde luego son muy útiles, pero hay que tener un mínimo de sentido común para usarlos, yendo de menos a más, y tomando las necesarias precauciones para no lesionarse.



En cada área biosaludable podemos hallar diferentes elementos. En el ejemplo que traemos (zona de adiestramiento para mayores de 15 años), del ayuntamiento de Vigo, tenemos los siguientes, agrupados en parejas o aislados: 

-Bicicleta estática + Banco de abdominales 
He comprobado que la bicicleta estática es el elemento más demandado, por razones obvias: permite una postura cómoda y relajada, en sedestación, y marcar un ritmo propio sin apenas riesgos. Por el contrario, el banco de abdominales ya precisa de una buena forma y un hábito gimnástico previo, por lo que se usa menos. 
-Corredor aéreo + bicicleta elíptica 
El primer elemento permite el movimiento de piernas, en aspa, y el segundo el movimiento combinado de brazos y piernas, como pedaleando de pie intentando subir una cuesta.  
-Torsión corporal + Ejercicios de elevaciones 
El primero permite tranquilos movimientos giratorios de cintura, al ritmo que uno quiera, y el segundo ya precisa de un mínimo de fuerza para levantar el cuerpo a pulso con los brazo, si bien la barra central puede servir de apoyo para los pies. 
-Ejercicios de elevación 
De modo diferente –y complementario– al anterior, apoyamos los brazos en sus dos barras paralelas para realizar elevaciones de las rodillas o del cuerpo. 
-Rueda de estiramientos 
En este elemento, con dos asas para agarrar las manos, realizamos movimientos giratorios de los brazos, alternativamente hacia un lado y otro, a izquierda y derecha. 

Es una pena que a veces se vean vacías estas áreas biosaludables, incluso con buen tiempo. Por otro lado, es preciso un mínimo de respeto entre los usuarios y con los elementos que se nos brindan. Son presas fáciles de los vándalos. No hace tanto ni existían; ahora las tenemos a nuestro alcance en muchos municipios. Desde luego precisan cuidados y mantenimiento. Aprovechémoslas, saquémosles partido y cuidémoslas. Al fin y al cabo, se costean con nuestros impuestos.

Para ilustrar este texto, traemos vídeo de un parque biosaludable colombiano, pues no hemos hallando ninguno aceptable sobre uno hispano.

Parque biosaludable de Bogotá

miércoles, 17 de mayo de 2017

Día das letras galegas: Carlos Casares

17 de mayo de 2017
Día das letras galegas
dedicado a Carlos Casares (1941-2002)

Como homenaje al escritor gallego, traemos una simpática biografía, 
con las voces de niños de un colegio de Ourense

Vida e obra de Carlos Casares

martes, 16 de mayo de 2017

La voz más grande



El disco compacto comenzaba a relegar al vinilo cuando yo triunfaba como cantautora. Mi nueva grabación, apta para ser leída por un rayo láser, resultó musicalmente plena y estéticamente sublime, alejada de tanta zarandaja sonora. Llegó el éxito… ¡y la denuncia! Las melodías pertenecían a otra, LA VOZ MÁS GRANDE, según el gabinete jurídico defensor de sus intereses. “Ha de ser un error, o casual coincidencia”, pensé en vano. Mi abogado, y fan mío, defendió mi honorabilidad ante el juez que debía resolver con independencia. Intentaba salvar mi carrera de cantante y compositora, aspirante a destronar precisamente a esa gran vocalista. Pero perdí el juicio y, del disgusto, también la voz. 

Ahora, renacido el vinilo, acabo de saber que el juez era entusiasta de la gran diva de la música pop. ¡Ahhhhhhhh! Cambió mi vida por un fraude procesal. Empequeñecida, maldigo a ese fanático. ¡Y a LA VOZ MÁS GRANDE!


Simply The Best - Tina Turner

lunes, 15 de mayo de 2017

Después de tanto tiempo



Busqué con desasosiego aquel libro, perdido entre los miles de ejemplares de mi boscosa biblioteca. Solo ése, echado al olvido, contenía la clave inculpadora. Entre sus páginas, perfumadas de derecho amatorio, había guardado veinte años atrás una carta de Colibia, mi amante esposa, como un tesoro único. Por fin la hallé… “Querido Edulio, Muscario ha jurado matarme si no te dejo”, había escrito temblorosa. Como abogado acusador, tenía la prueba que necesitaba contra el exmarido celoso. La había estrangulado con el collar de perlas que yo le regalara. Sin dejar huellas, sabía que fuera él. ¿Después de tanto tiempo? Pues sí. Los asesinos pasionales aguardan a veces pacientemente. Procurar justicia para Colibia era mi objetivo. Un privilegio de letrado, fortalecido en la confianza de hombre enamorado… Al final, Muscario quedó entre rejas. Y ella, en sueños, aún sigue conquistándome: “Edulio, te amo”… ¡El amor no muere con la muerte!

Microrrelato publicado en www.abogacia.es/microrrelatos

Letter to Hermione - David Bowie

viernes, 12 de mayo de 2017

La gran epidemia



La población andaba temerosa. El anuncio de pandemia por Mr. Alarmador, ministro de Salud, prologaba el desastre. En realidad proclamó la plaga, la negó y volvió a pregonarla. Dubitativo meneo pendular que inquietó a los escépticos. Sobre todo al Dr. Sensatus, experto epidemiólogo. Su dedo acusador señaló al ministro, entregado a la industria farmacéutica. Sentía el deber de evitar el despilfarro y solventar aquella situación de pánico, suscitada por el máximo valedor sanitario, llamando a la calma. Bastaban medidas preventivas simples: lavado de manos, etc. Alarmador, desoyéndolo, infundía más miedo y comunicaba su intención de comprar millones de vacunas y antivirales, antes no financiados. “El virus daña el ADN celular –decía de oídas– como el fuego arrasa una pradera.” Simultáneamente, incitó la actuación del fiscal estatal y aconsejó cínicamente al galeno insurrecto buscarse un buen abogado. “El tiempo hará justicia”, sonrió éste. Finalmente no hubo epidemia global. Pero murió Sensatus.

Micrrorrelato enviado a concurso Microrrelatos Abogados.

Lies - The Black Keys
***
NOTA.- Este microrrelato está inspirado en aquella alerta de pandemia de Gripe A que se dio en 2009, con la consecuente llamada a la calma por un grupo de médicos y otros profesionales sanitarios, sustentados en la sensatez.

jueves, 11 de mayo de 2017

El pensamiento musical


El pensamiento musical nos ha acompañado desde que la historia ha tomado consciencia de la música ¿Cómo nos relacionamos con ella? ¿Qué representa para nosotros? Estos pensamientos no solo se han centrado en la música, también es algo que sucede en otras disciplinas artísticas provocando un sinfín de controversias y argumentaciones a favor un arte en concreto en detrimento de otro. Este hecho está directamente entroncado con la estética del arte.
Fragmento de La importancia del pensamiento musical, en "Diario de una musicóloga"


El pensamiento musical fue iniciado en la Grecia antigua con Pitágoras y su armonía de las esferas, basada en la idea de que el universo está gobernado según proporciones numéricas armoniosas y que el movimiento de los cuerpos celestes, siguiendo la representación geocéntrica del universo (el Sol, la Luna y los planetas), se rige según proporciones musicales; las distancias entre planetas corresponderían, según esta teoría, a los intervalos musicales. Después fue tratada por Platón y Aristóteles, entre otros filósofos, en cuanto a su beneficioso influjo. 

Sobre sus generalidades, podemos aprender leyendo este interesante ensayo:
Y sobre un pensamiento musical en particular en:

Música y creatividad en la antigua Grecia (en Inglés)

lunes, 8 de mayo de 2017

Un ejemplo del conde Lucanor



La maravillosa obra literaria titulada El conde Lucanor, denominación abreviada del Libro de los enxiemplos del Conde Lucanor et de Patronio (Libro de los ejemplos del conde Lucanor y de Patronio), escrito por Don Juan Manuel, es un conjunto de 51 ejemplos o cuentos que tienen una intención didáctica o moralizante. Es cierto que vivimos en otra época y que las costumbres cambian, pero esto cuentos siguen siendo deleitosos y ejemplares. Se trata de un clásico de la literatura del que pueden leer un resumen AQUÍ y acceder a su lectura virtual completa AQUÍ (y si se quiere a una antología AQUÍ). 

Pues de todos los ejemplos, en los que el buen conde Lucanor empieza la conversación con su humilde consejero Patronio, planteándole un problema y solicitándole consejo para resolverlo, elegimos el “Cuento VIII: Lo que sucedió a un hombre al que tenían que limpiarle el hígado”, sin ser uno de los mejores, por tratarse de un ejemplo médico. El siguiente párrafo lo sintetiza: 
-Señor Conde Lucanor -dijo Patronio-, había un hombre que estaba muy enfermo, al cual dijeron los médicos que no podría curarse si no le hacían una abertura en el costado para sacarle el hígado y lavarlo con unas medicinas. Mientras lo estaban operando, el cirujano tenía el hígado en las manos y, de pronto, un hombre que estaba cerca comenzó a pedirle un trozo de aquel hígado para su gato. 
La conclusión del Conde Lucanor, después de escuchar el relato de Patronio, la expresó en estos dos versos alejandrinos: 

Si no te piensas bien a quién debes prestar,
sólo muy graves daños te podrán aguardar. 

Y bien podríamos colegir nosotros: Si no estás muy seguro de que alguien es honrado, / no le des tu confianza y saldrás bien librado.

El conde Lucanor - Don Juan Manuel
***
Entrada relacionada:
Aforismos de "El conde Lucanor"

viernes, 28 de abril de 2017

Obras literarias para todo médico

 

Es mucho más simple comprar libros que leerlos y más fácil leerlos que absorber sus contenidos. W. Osler

Como complemento a los libros técnicos, William Osler, el padre de la medicina moderna (de quien hablamos a propósito de su obra Aequanimitas), proponía a los estudiantes de la ciencia hipocrática una lista de diez recomendaciones literarias que consideraba indispensables. Como médico humanista, no podía conformarse sin el complemento literario. De modo que instaba a sus estudiantes a que leyesen obras literarias, con el fin de que adquiriesen una educación humanística que, sin duda, habría de ayudarles en su actividad diaria con los pacientes. Y su lista de diez recomendaciones esenciales, que suman mucho más de diez libros, y cuyo inicio nos revela a un cristiano, era la siguiente: 
  1. Biblia (Antiguo y Nuevo Testamento)
  2. Obras de Shakespeare
  3. Ensayos de Montaigne 
  4. Vidas paralelas de Plutarco 
  5. Meditaciones de Marco Aurelio 
  6. Disertaciones de Epicteto 
  7. Religio Medici (La religión de un médico) de Thomas Browne 
  8. Don Quijote de Cervantes 
  9. Obras de Emerson
  10. Obras de Oliver Wendell Holmes 
Verdaderos clásicos para la formación de todo médico, incluyendo obras de dos autores poco conocidos en nuestro medio (Browne y Wendell Holmes), a los que en la actualidad cabría añadir otras creaciones posteriores, como parte de los libros de cabecera ideales para un profesional de la medicina. De modo que en nuestro tiempo quizás hubiese que ampliar la lista, haciéndola extensiva a algunas otras creaciones. Y como orientación, nos puede ayudar nuestro particular listado cronológico de literatura y medicina, que se puede consultar AQUÍ

Para saber más del padre de la medicina moderna:

Books Café
***
NOTA.- En una red social comenta un compañero médico que cambiaría la Biblia por la Iliada. Se trata de una inclusión polémica para los no cristianos o judaicos, pero supongo que Osler habrá estimado su valor humanístico y literario.