viernes, 19 de mayo de 2017

Áreas biosaludables


Mens sana in corpore sano. Juvenal


Una de las decisiones acertadas en las ciudades ha sido la instauración de las denominadas “áreas biosaludables” (o “parques biosaludables”), espacios para el ejercicio, más o menos verdes, que invitan a romper con el sedentarismo habitual del asfalto. Están destinados a adultos, no a niños, y en especial a personas mayores de sesenta años. Aunque, desde luego, pueden ser usados por cualquiera que tenga quince años o más (catorce años es el límite de edad en áreas de juego o parques infantiles). Son como gimnasios al aire libre, que disponen de diferentes aparatos, como nos dicen aquí, permiten mantener la forma física y prevenir o tratar diferentes dolencias o lesiones concretas, pues nos ayudan a mejorar la movilidad, aumentar la flexibilidad y tonificar la musculación de todo el cuerpo. Desde luego son muy útiles, pero hay que tener un mínimo de sentido común para usarlos, yendo de menos a más, y tomando las necesarias precauciones para no lesionarse.



En cada área biosaludable podemos hallar diferentes elementos. En el ejemplo que traemos (zona de adiestramiento para mayores de 15 años), del ayuntamiento de Vigo, tenemos los siguientes, agrupados en parejas o aislados: 

-Bicicleta estática + Banco de abdominales 
He comprobado que la bicicleta estática es el elemento más demandado, por razones obvias: permite una postura cómoda y relajada, en sedestación, y marcar un ritmo propio sin apenas riesgos. Por el contrario, el banco de abdominales ya precisa de una buena forma y un hábito gimnástico previo, por lo que se usa menos. 
-Corredor aéreo + bicicleta elíptica 
El primer elemento permite el movimiento de piernas, en aspa, y el segundo el movimiento combinado de brazos y piernas, como pedaleando de pie intentando subir una cuesta.  
-Torsión corporal + Ejercicios de elevaciones 
El primero permite tranquilos movimientos giratorios de cintura, al ritmo que uno quiera, y el segundo ya precisa de un mínimo de fuerza para levantar el cuerpo a pulso con los brazo, si bien la barra central puede servir de apoyo para los pies. 
-Ejercicios de elevación 
De modo diferente –y complementario– al anterior, apoyamos los brazos en sus dos barras paralelas para realizar elevaciones de las rodillas o del cuerpo. 
-Rueda de estiramientos 
En este elemento, con dos asas para agarrar las manos, realizamos movimientos giratorios de los brazos, alternativamente hacia un lado y otro, a izquierda y derecha. 

Es una pena que a veces se vean vacías estas áreas biosaludables, incluso con buen tiempo. Por otro lado, es preciso un mínimo de respeto entre los usuarios y con los elementos que se nos brindan. Son presas fáciles de los vándalos. No hace tanto ni existían; ahora las tenemos a nuestro alcance en muchos municipios. Desde luego precisan cuidados y mantenimiento. Aprovechémoslas, saquémosles partido y cuidémoslas. Al fin y al cabo, se costean con nuestros impuestos.

Para ilustrar este texto, traemos vídeo de un parque biosaludable colombiano, pues no hemos hallando ninguno aceptable sobre uno hispano.

Parque biosaludable de Bogotá

No hay comentarios:

Publicar un comentario