jueves, 10 de junio de 2010

Giuseppe Sinopoli, más que director de orquesta


En los directores de orquesta es característica la longevidad, explicada por el continuo movimiento rítmico de los brazos, que supone un beneficioso ejercicio cardiovascular o, de otro modo, un efecto cardiosaludable. No es el caso de Giuseppe Sinopoli (1946-2001), director italiano nacido en Venecia el 2 de noviembre de 1946, que falleció de un infarto a los 54 años, el 20 de abril de 2001, mientras dirigía Aida, de Verdi, en la Deutsche Oper de Berlín (¡ironías de la vida!: el mismo título con el que debutara en la ópera).

Se había licenciado en medicina por la Universidad de Padua antes de dedicarse plenamente a la composición y a la dirección orquestal. ¡Vaya!: médico y músico. También se interesó por la filosofía y el psicoanálisis, y en sus últimos años realizó estudios de arqueología. En cuanto a su faceta como director de orquesta ha habido controversias, siendo aplaudido por unos y rechazado por otros. Algunos le achacan defectos en la construcción sonora y superficialidad, pero no se puede negar su estilo directo y comunicativo.

Se consideran notables algunas interpretaciones que hizo de Richard Strauss, Mahler, Bruckner, Brahms, Schumann, Wagner, Verdi, Puccini, Scriabin, Respighi, Schoenberg, Webern y Berg. Las grabaciones que yo conozco de Sinopoli, al frente diferentes agrupaciones, me parecen suficientemente intensas y convincentes. Dirigió las grandes orquestas filarmónicas de Berlín, Viena y Nueva York, y fue principal director de la Orchesta dell'Accademia di Santa Cecilia, de la Philharmonia Orchestra de Londres y de la Staatskapelle Dresden.

Y como estamos conmemorando el bicentenario del nacimiento de Robert Schumann, traigo el primer movimiento de su Sinfonía nº 3 “Renana”, con Giuseppe Sinopoli al frente de la Staatskapelle Dresden, en un concierto celebrado en Tokio.

***
Enlaces:

5 comentarios:

  1. Amigo José Manuel:
    Acabas de regalarme otro descubrimiento más: Giuseppe Sinopoli.
    Gracias, y otra vez: Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Me alegro, amigo Francisco, que te interesase este post, sobre el médico-músico. Quizás te agrade la interpretación que hace Sinopoli de "Also sprach Zarathustra" (Así habló Zaratustra) de Richard Strauss -con la impactante fanfarria inicial y los repetidos trece golpes de timbal-, en el mismo escenario de Tokio y al frente de la misma orquesta, Staatskapelle de Dresde, con la que estuvo muy vinculado el compositor, que figura en este enlace:
    http://www.youtube.com/watch?v=M-J9JAEhODs

    ResponderEliminar
  3. ¡Me ha encantado!
    Venía de bailar con la música de Glenn Miller, en el blog de Lola, "AB MÚSICA Y MÁS", casi taquicárdico (pero muy a gusto) cuando empiezo a escuchar la especial y "espacial" fanfarria de Richard Strauss que tan famosa hiciera Kubrick, y luego mi corazón se "acopló" a la melodía de esta estupenda interpretación de "Also sprach Zarathustra".
    ¡Lástima que el corazón de Giuseppe Sinopoli se rompiera a una edad tan temprana!
    Muchas gracias, amigo José Manuel, por tu generoso regalo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Gran técnica de dirección. Buen cuidado del tempo, pero sobre todo de la dinámica típica de las composiciones del romanticismo, donde el peso de la obra la llevan las cuerdas, es importante cuidar de esos detalles en las transiciones al piano, con esas pinceladas de fagots y flautas. Muy eficiente en la dirección el maestro, con la justa como decimos en Perú, logra cuidar de todos esos efectos de forma sobria y aleccionadora.

    ResponderEliminar
  5. Me alegra que estés por aquí de nuevo, amigo Tony, como siempre oportuno y certero en tus apreciaciones. Espero que hayas descansado y disfrutado en Trujillo. Un abrazo de bienvenida.

    ResponderEliminar